Moda

Por qué las nietas de Joe Biden son la gran esperanza fashion de la Casa Blanca

La de ayer fue la toma de posesión presidencial más amenazada de la historia, pero todo fue según lo previsto. Joe Biden se convirtió en presidente de Estados Unidos y Kamala Harris en su vicepresidenta. Las elecciones de vestuario, especialmente de las mujeres, se iban a convertir en objeto de análisis. La sorpresa la dieron las nietas adolescentes de Biden: Naomi, Finnegan, Natalie y Maisy convirtieron sus looks en colores luminosos en tema de conversación viral.

Maisy, de 19 años (cuya mejor amiga es Sasha Obama, una de las hijas del ex presidente), fue la más discreta con un total look en negro al que le dio un toque especial: unas deportivas Nike. Es la nieta más deportista de Biden: su abuelo ha presumido alguna vez de lo buena jugadora de baloncesto que es.

Naomi es la nieta mayor de Joe Biden, y debe su nombre a una de las hijas fallecidas del presidente, que murió en un accidente de coche cuando era bebé. Tiene 27 años y acaba de graduarse en Derecho. Ella apostó por un set de top, pantalones y abrigo en blanco puro, una elección con la que coincidió con la mismísima JLo.

Finnegan Biden, en la imagen con abrigo largo color camel.

Finnegan, que se llama como la madre de su abuelo, nació en 2000 y no tiene redes sociales (al menos, conocidas). Es la hermana pequeña de Naomi y la que eligió llevar un conjunto camel (top, pantalón y abrigo) al gran día de Joe Biden.

Por último, Natalie, la que más aplausos ha recibido y la que más ha fascinado a la Gen Z. Esta joven de 16 años es la primogénita del fallecido Beau Biden. Su conjunto de vestido y abrigo rosa chicle accesorizado con unas botas altas de tacón en camel y una mascarilla a tono con su outfit.

Mientras, en el apartado institucional, Kamala Harris escogió el púrpura intenso para convertirse en la mujer más poderosa del mundo, y el talento de dos diseñadores negros para hacer todo un statement: Christopher John Rogers y Sergio Hudson.

Jill Biden eligió el turquesa brillante y lució un conjunto de abrigo y vestido de la firma Markarian, una compañía independiente de Nueva York fundada por Alexandra O’Neill. Por su parte, Michelle Obama lució icónica en burdeos y compartió diseñador con Kamala: Sergio Hudson.

Melania Trump ‘contraprogramaba’ la investidura de Biden aterrizando en avión privado en Miami con un Gucci espectacular y gafas de sol. Para que nos quede muy claro que ella no quiere saber ya nada de la pompa y circunstancia, mientras el ex presidente saludaba a las cámaras, ella seguía sin inmutarse hasta el coche que los esperaba en el aeropuerto. Melania ha pasado página.

Artículos relacionados

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Compruebe también
Close
Back to top button
Close
Close