Moda

Phoebe Philo funda su propia firma de moda con el apoyo de la familia Arnault

Madrid – Tras varios años alejada de la primera línea del mundo de la moda, la diseñadora británica Phoebe Philo, otrora directora creativa de las francesas Chloé, cargo que mantuvo de 2001 a 2006, y de Celine, firma propiedad del holding internacional LVMH cuyo departamento creativo lideró entre los años de 2008 a 2018, regresa a escena, y lo hace de manos de propia firma de modas. Casa a cuya fundación y puesta en marcha se encuentra en estos momentos entregada la diseñadora, ni más ni menos que con el apoyo del Grupo francés LVMH. Compañía que se habría decidido así pues a auspiciarla en este nuevo proyecto, del que no habría dudado en tomar una participación minoritaria de la nueva firma.

Según las últimas informaciones, adelantadas por el medio estadounidense de noticias Wwd, la diseñadora ya habría comenzado a perfilar el tono de las primeras colecciones de su nueva casa de modas, para cuyo desarrollo ya contaría con un equipo cercano de colaboradores con los que llevaría trabajando en esta estimulante empresa desde finales del pasado año. Todo con el fin de poder armar las bases de un proyecto que habría acabado de tomar forma tras el acuerdo alcanzado con LVMH, y del que la propia Philo adelantaba que daría mayores detalles a partir de enero del próximo 2022. Momento para el que es de esperar que, una vez ya calmadas estas agitadas aguas que ha traído consigo la pandemia por coronavirus, y tras un periodo de tiempo más que suficiente para poder terminar de afinar el proyecto, la británica anuncie la fecha para el lanzamiento oficial de la casa, habrá que esperar entonces si para entonces acompañado ya de unas primeras prendas.

“Estar en mi estudio y poder volver a crear ha sido una experiencia increíblemente emocionante”, confesaba la propia Philo al citado medio. “Tengo muchas ganas de volver a estar en contacto con mi público y con gente de todas parte”; y además hacerlo “de manera independiente”, pues “experimentar y dirigir bajo mis propios términos” la dirección de esta casa de modas, “es algo muy importante para mí”.

Con el apoyo de LVMH

Una independencia a la que apunta la británica que, en el aspecto económico, no hay duda que ha logrado brindarse con el apoyo del Grupo LVMH, mediante una asociación cuyos términos concretos por ahora se desconocen, pero que al parecer garantizarían la plena libertad creativa de la diseñadora sobre una firma de la que se mantendría como accionista mayoritaria, entendiéndose que exclusivamente con la presencia de la compañía francesa como inversor externo. Una participación que tampoco se ha esclarecido, por ahora, si se mantendrá a través de la propia LVMH o de alguno de los vehículos de inversión, como la compañía de capital privado L Catterton, de la familia Arnault.

“He tenido una relación de trabajo muy constructiva y creativa con LVMH durante muchos años, así que es una progresión natural para nosotros el volver a conectar a través de este nuevo proyecto”, añadía Philo; quien no perdía la ocasión de agradecer este apoyo que ahora le facilitan desde el holding internacional francés. “Aprecio mucho el poder discutir nuevas ideas con Bernard Arnault y Delphine Arnault”, apostillaba, “y estoy encnatada de embarcarme en esta aventura con su apoyo”.

“La conocemos y la apreciamos desde hace mucho tiempo”, no dudaba en apuntar por su parte el mismísimo Bernard Arnault, presidente y director ejecutivo de LVMH, y quien no dudaba en calificar a la británica como “uno de los diseñadores con más talento de nuestro tiempo”. “Phoebe contribuyó al éxito del Grupo a través de sus magníficas creaciones durante años”, y, “con esto en mente”, concluía, “estoy encantado de poder asociarme con ella en su aventura empresarial, para la que le deseo el mayor de los éxitos”.

Las otras aventuras de LVMH: de la fundación de Christian Lacroix a sus apoyos a Rihanna o a Michael Kors

A pesar de ser un movimiento poco usual por parte del holding internacional francés, volcado especialmente en el desarrollo de sus casas de moda propias, entre las que se encuentran firmas de moda tan conocidas como la mencionada Celine, Loewe, Louis Vuitton, Fendi, Christian Dior, Givenchy o Kenzo, y más allá de ellas en las que de manera más o menos caprichosa lideran de manera personal alguno de los diseñadores ligadas a las mismas, no es ni mucho menos la primera ocasión que LVMH decide mantenerse como socio minoritario y ofrecer todo su apoyo a un diseñador ajeno a las casas de la multinacional.

En este sentido, y como ejemplo más reciente, encontramos la asociación del Grupo con la cantante Rihanna, junto a la que emprendió la difícil tarea de lanzar y desarrollar su firma de modas Fenty. Un proyecto ahora mismo puesto en “standby”, y que desde la dirección de la multinacional francesa se decidían a reorientar, dirigiendo todos sus esfuerzos, e inversiones, a las líneas, más lucrativas, de moda íntima y de artículos de belleza de la cantante “Savage x Fenty”, “Fety Beauty” y “Fenty Skin”.

De igual modo, y como antecedentes de asociaciones similares, fue el propio Bernard Arnault el que ofreció a Christian Lacroix todo su apoyo financiero para lanzar su propia casa de prêt-à-porter y de Alta Costura, casa que finalmente LVMH vendía en el año 2005 a la compañía estadounidense Falic Fashion Group. De manera pareja, LVMH mantiene desde 2013 una participación del 46 por ciento de JW Anderson, la firma del diseñador británico Jonathan Anderson, a día de hoy director creativo de su firma Loewe. En este sentido una asociación más en línea con ese apoyo que el holding francés otorga a algunos de los diseñadores ligados sus principales casas de moda.

Una protección que, en un caso que a día de hoy a bien seguro que siguen rememorando —y no especialmente para bien— desde la dirección de LVMH, igualmente se decidieron a brindarle al diseñador americano Michael Kors. Director creativo de Celine de 1997 a 2003, momento en el que se decidió a dejar la casa de modas francesa para dedicarse por entero al desarrollo de su firma de modas homónima. Un movimiento que llegó de manera acompasada de la decisión final de LVMH de desprenderse de la participación minoritaria, de aproximadamente un tercio de la empresa, que mantenía bajo su control en Michael Kors. Compañía que desde entonces no ha cesado de aumentar en tamaño, para terminar convertirse en todo ese holding internacional que es ya a día de hoy, con la capacidad de mirar de frente a frente hasta al mismísimo LVMH y transformada, a su misma imagen, en una Capri Holdings Limited especializado en el sector de la moda-lujo, bajo cuyo paraguas se engloban los necios de las casa de moda Mickael Kors, Versace y Jimmy Choo.

Artículos relacionados

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button
Close
Close