Moda

Pathé’O, de sastre de barrio a diseñador de jefes de Estado africanos

Abiyán, Costa de Marfil- Nelson Mandela vistió sus camisas. El
marfileño-burkinés Pathé’O, un humilde sastre de barrio autodidacta, se
convirtió en el modisto de los jefes de Estado africanos y celebra el 50º
aniversario de su carrera liderando la “lucha” por obtener el
reconocimiento de la moda del continente.

“Hace 50 años, no podía imaginar que llegaría a esto. ¡Es
extraordinario!”, declaró recientemente Pathé Ouedraogo (su nombre real) en
una rueda de prensa en un gran hotel de Abiyán.

Alto y esbelto, con rostro de anciano sabio, siempre ataviado con sus
famosas camisetas con ricas tonalidades de color que forjaron su fama, este
hombre de 70 años mantuvo la modestia pese al reconocimiento internacional,
que lo llevó a colaborar con la célebre casa francesa Dior, en 2019.

Nacido en 1950, en tiempos de la colonización francesa en Alto Volta,
luego convertido en Burkina Faso, Pathé’O emigró con 19 años a Costa de
Marfil, que entonces vivía un “milagro” económico, con “la bendición de sus
padres” como todo equipaje, lo que cuenta en su biografía “De fil en
aiguille” (el hilo en la aguja), a publicar durante junio.

Como muchos de sus compatriotas, primero intentó trabajar en las
plantaciones de cacao: lo rechazaron a causa de su constitución demasiado
frágil. Luego se trasladó a Abiyán, donde improvisó una sastrería en un
pequeño taller alquilado por pocos francos en Treichville, el corazón
popular
de la capital marfileña.

Se forma como autodidacta y construye pacientemente su éxito. En 1987
ganó un importante certamen local, “Ciseaux d’Or” (tijeras de oro), que lo
dio a conocer. Una década más tarde, el presidente sudafricano Nelson
Mandela vestía una de sus camisas en una visita oficial a Francia.

Destreza única

La publicidad aportada por el ícono del anti-apartheid resulta
extraordinaria. En los días siguientes, sus tiendas se vieron invadidas por
una multitud de clientes. El rey de Marruecos, Mohamed VI, el presidente de
Ruanda, Paul Kagame, el multimillonario nigeriano Aliko Dangote-el hombre
más rico de África-, entre muchas personalidades y estrellas del mundo del
espectáculo, integran su clientela.

Historia de éxito de la moda africana, la Casa Pathé’O tiene boutiques en
una decena países y cuenta con unos sesenta empleados.

Empresario avezado, casado y padre de tres hijos, Pathé’O visita
cotidianamente sus talleres en Treichville, donde lo contactó un equipo de
la
AFP.

Decenas de obreros-sastres, costureras, planchadoras-trabajan en tres
grandes piezas que dan la impresión de un hormiguero, apenas refrescadas
por ventiladores de techo. Todas las prendas se fabrican casi por completo
a mano, con ayuda de viejas máquinas de coser Singer.

Pathé’O controla todo el trabajo, incluso corta él mismo.

Es “un hombre sencillo, siempre disponible, quien brinda su tiempo para
escuchar y explicar”, señala el director de su taller, Léon Ouedraogo, quien
trabaja junto a él desde hace 40 años.

“En esta profesión hay que saber hacer un poco de todo”, confirma el
modisto, ahora ocupado con sus famosos tejidos de algodón con diseños
complejos, teñidos en otro taller del mismo barrio, que muestra con
devoción.

La destreza de la casa es única: está el tinte “moteado”, el “moteado
estampado”, la “ensalada”, el tinte “nube”, tejidos en “Faso Danfani” (tela
de
Burkina Faso)…

Cambiar la imagen de la moda

“Hay que crear todos los días, sorprender al cliente, todos buscan algo
nuevo”, dice Pathé’O, quien se inspira en la calle, en mujeres que van al
mercado con ropas y bufandas multicolores.

“Ha aportado el orgullo de usar tejidos africanos”, destaca el elegante
diseñador marfileño Gilles Touré, quien considera a Pathé’O su “mentor” que
le dio la oportunidad de abrazar la profesión.

Pathé’O pone el éxito comercial, los honores, al servicio de su “lucha”:
cambiar la imagen de la moda en África, para que se reconozca como un
sector económico por derecho propio y un instrumento de desarrollo.

Y, a pesar de que su oficio original a veces es menospreciado, uno de sus
lemas es “producir para hacer avanzar a África”.

Pathé’O acaba de inaugurar su nueva sede, un amplio y moderno edificio
en el exclusivo barrio de Cocody, que albergará además la fundación
homónima, cuyo objetivo es “hacer relucir a una nueva generación de
diseñadores africanos”.(AFP)

Crédito de foto: Issouf Sanogo / AFP

Artículos relacionados

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button
Close
Close