Deportes

MotoGP I El FBI asalta la sede de Ducati Norteamérica en Estados Unidos

Martes 9 de febrero. Esta es la primera fecha que los aficionados a las dos ruedas van a marcar este lunes en rojo en sus calendarios particulares. Ducati ha anunciado que este día, a través de su página web oficial, desvelará la Desmosedici GP21 que pilotarán Jack Miller y Pecco Bagnaia en el Mundial de MotoGP 2021.

Una montura, diseñada por séptimo año consecutivo por Gigi Dall’Igna, que tendrá importantes novedades bajo el carenado para hacerla mucho más equilibrada y acondicionada al neumático trasero Michelin, que el año pasado ofreció más agarre a mitad de curva gracias a una carcasa menos rígida, y poder luchar por las victorias y podios en cada carrera frente a Suzuki, Honda, Yamaha, KTM y Aprilia.

Una presentación donde estará presente Paolo Ciabatti, director deportivo de la fábrica de Borgo Panigale, que ha negado haber recibido ninguna oferta por parte de Suzuki para reemplazar a Davide Brivio, que a principios de marzo comenzará en Barcelona su andadura en el Mundial de Fórmula 1 junto a Alpine: “No he recibido ninguna oferta de Suzuki. Hubo una especulación, pero nadie ha llamado a mi puerta. Estoy feliz de quedarme donde estoy”.

El FBI entra en la sede de Ducati Norteamérica en Estados Unidos

La marca de Bolonia despidió el 2020 con sobresalto. Según informa el medio ‘Roadracingworld’, cerca de 30 agentes del FBI irrumpieron el pasado 17 de diciembre en la sede central de Ducati Norteamérica ubicada en Mountain View (California, Estados Unidos), así como también en algunas viviendas de los altos cargos de la división norteamerica, para ejecutar una orden autorizada por un tribunal y requerirles documentación sobre su actividad.

“La intención de su compañía es la de cooperar plenamente con las consultas de cualquier agencia gubernamental. Como parte de esa cooperación, Ducati Norteamérica no hace comentarios sobre esas consultas”, ha señalado Phill Read Jr., director de marketing en el estado occidental de Estados Unidos.

“Puedo confirmar que el FBI de San Francisco estuvo en esos lugares el 17 de diciembre de 2020 para llevar a cabo la aplicación de una orden autorizada por el tribunal. A fecha de hoy, no hay registros públicos disponibles. Debido a la naturaleza en curso de la investigación, no puedo comentar más en este momento”, ha respondido Katherine Zackel, portavoz de la agencia de investigación criminal americana.

Artículos relacionados

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button
Close
Close