Moda

más prendas sostenibles para 2022 y cero emisiones para 2040

Madrid – El Grupo español Inditex, multinacional líder de la industria de la moda-retail y matriz de cadenas de moda tan conocidas como Zara, Pull&Bear, Massimo Dutti, Bershka, Stradivarius, Oysho, Uterqüe, Lefties y la cadena de artículos para el hogar Zar Home, celebraba en el día de ayer en su sede central en Arteixo, La Coruña, su Junta General de Accionista. Reunión durante la que se procedía a hacer balance de la situación actual y de los planes a futuro de la compañía, así como a aprobar los resultados financieros registrados durante el ejercicio, ya completado, de 2020. Periodo durante el que las ventas del Grupo ascendieron hasta los 20.402 millones de euros, pese a las dificultades generadas a cuenta de esta pandemia que llegó a provocar el cierre temporal de hasta el 100 por cien de los establecimientos de la multinacional.

De entre los aspectos financieros relativos a este mismo periodo, desde Inditex destacan tanto el buen desempeño que la compañía ha registrado en el canal digital, con un incrementos de las ventas online de la compañía de un +77 por ciento, hasta los 6.600 millones de euros, como la “sólida posición financiera” en la que ha logrado mantenerse la compañía al cierre del ejercicio más complejo al que han debido de hacer frente en toda su historia. Año fiscal en el que el beneficio neto se situó en los 1.106 millones de euros, un -71,31 por ciento por debajo al registrado durante 2019, y que la compañía finiquitaba con 7.560 millones de euros en caja y con una reducción de inventario del -9 por ciento.

De este modo, en su intervención ante la Junta de accionistas, Pablo Isla, presidente de Inditex, no dudaba en destacar “la fortaleza de la transformación estratégica” que está llevando a cabo Inditex “con su modelo de negocio integrado, digital y sostenible”, gracias al “compromiso, talento y trabajo de todas las personas que la integran”. Principales valedores, en palabras de Isla, tanto de los resultados que la compañía lograba generar a lo largo del ejercicio, como del éxito que, “tal y como habíamos anticipado”, la multinacional está obteniendo gracias a una “transformación iniciada en 2012” que “está dando los frutos esperados”.

Photo Credits: Inditex, Junta General de Accionistas.

Más inversiones para apuntalar la plena integración entre los canales físicos y online

Como aspectos igualmente a destacar del complicado ejercicio, ya superado, de 2020, desde Inditex, como de otra manera no cabía más que esperar, ponen el foco en las distintas innovaciones digitales que han llevado a cabo sobre sus estructuras. Unas iniciativas con las que, en última instancia, han logrado tanto reforzar su decidida estrategia omnicanal, ahora en un tono mucho más phygital, como solventar en gran medida la acuciada caída en ventas que se producían en el medio físico, como consecuencia de las importantes restricciones y limitaciones que se imponían a la actividad comercial con motivo de la pandemia.

En este sentido, durante 2020 la compañía continuó con unas inversiones estratégicas dirigidas a la transformación de su modelo de negocio, que han implicado ya unas inversiones por valor de más de 11.000 millones de euros entre los años de 2012 a 2020, a los que se sumarán otros 2.700 millones de euros en inversiones entre 2020, 2021 y 2022. Cantidad de la que 1.000 mil millones irán dirigidos a continuar con su desarrollo digital, mientras que los 1.700 millones de euros restantes lo harán a la incorporación de las últimas tecnologías a las tiendas del Grupo. Avances con los que la compañía seguirá en su firme compromiso por alcanzar hacia la plena integración entre sus plataformas online y sus puntos de venta físicos, siguiendo de este modo por un camino en el que durante el pasado 2020 lograba firmar hitos tan significativos para la compañía, como el de haber logrado desplegar su “sistema de gestión integrada de inventarios” (SINT) por una buena parte de su red comercial. Unos procedimientos ya disponibles en 5.777 de sus tiendas en 89 mercados, con los que se ha logrado distribuir, desde el propio punto de venta, cerca de unos 46 millones de pedidos por un import total de 1.155 millones de euros.

“Disponer de esta tecnología y de estas capacidades”, subrayaba Isla, a lo largo de unas declaraciones realizadas durante la Junta general de accionistas, difundidas desde la propia Inditex, “ha sido crítico durante los períodos de confinamientos y cierre de tiendas, sobre todo en momentos en que hasta el 88 por ciento de ellas estaban cerradas al mismo tiempo”.

Photo Credits: Inditex, Junta General de Accionistas.

Acelerando en sus compromisos ambientales: 50 por ciento de prendas “Join Life” para 2022 y cero emisiones netas para 2040

Además de esa mayor optimización que la multinacional buscará seguir llevando a cabo, tanto sobre sus estructuras como sobre su modelo de gestión, la compañía sitúa “al mismo nivel” los esfuerzos que buscará seguir desarrollando en materia de sostenibilidad. Un pilar estratégico para la compañía, en relación al cual logró adelantar sus objetivos marcados para el ejercicio de 2020. Razón por la que, tal y como Isla anunciaba durante su intervención frente a los accionistas del Grupo, la compañía ha decidido marcarse unos nuevos objetivos para los siguientes años.

De este modo, Inditex adelante 10 años, a 2040, su objetivo de convertirse en una compañía de cero emisiones netas. Mientras que del mismo modo se compromete a hacer uso de un algodón más sostenible para 2023, adelantando dos años el mismo objetivo; a que el 100 por cien de sus energías sean renovables para 2022, frente al 80 por ciento que estimaba alcanzar para dicha fechas; a que más del 50 por ciento de sus prendas que se pongan a la venta en 2022 lo hagan bajo la etiqueta “Join Life”, la que remarca aquellas piezas hechas a partir de materiales y procesos más sostenibles; y a reducir, como nuevo objetivo, en un 25 por ciento el uso de agua en toda su cadena de suministros para 2025.

De igual manera, “la compañía sigue avanzando además en todo el resto de compromisos”, subrayan desde la multinacional española, como en “la eliminación de plásticos, con un primer hito en 2020 al desaparecer todas las bolsas de plástico de sus tiendas y pedidos online, y con el siguiente objetivo marcado para 2023, de eliminar todos los plásticos de un solo uso para clientes”. Sobre el de que “el 100 por cien de los residuos de las actividades”, tales como cartones, plásticos o papel, sean “completamente reciclados también en 2023”. O el que, también para 2023, “todas las prendas que provienen de fibras de la celulosa vegetal serán ya 100 por cien sostenibles, mientras que en 2025 todo el polyester y lino será 100 por cien reciclado o sostenibles”, según “los parámetros previstos”.

Artículos relacionados

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button
Close
Close