Moda

Kering, lastrada por Gucci, logra elevar resultados un +8,4 por ciento por encima de sus valores prepandemia

Madrid – Encontrándonos como nos encontramos en una semana en la que las principales compañías de moda están decidiéndose a compartir sus últimas actualizaciones financieras, a última hora del día de ayer le legaba el momento al Grupo internacional especializado en moda y artículos de lujo Kering. Holding francés y matriz de casas de moda tan conocidas como Gucci, Yves Saint Laurent o Balenciaga, que daba a conocer sus resultados financieros relativos a la primera mitad de su actual ejercicio de 2021. Un periodo que resultó especialmente beneficioso para la multinacional, resultado de lograr agudizar la tendencia hacia la mejoría que ya empezó a recoger sobre sus cuentas durante el primer trimestre del año, manteniéndose en estos momentos por encima de sus valores prepandemia, y ya muy alejada de la caída en ventas del -6,5 por ciento con la que logró finalmente cerrar su ejercicio de 2020.

Poniendo valores a toda esta serie de estimaciones, durante este primer semestre de 2021 las ventas totales del Grupo ascendieron hasta los 8.047,2 millones de euros. Cifra un +49,62 por ciento superior a los 5.378,3 millones registrados durante el mismo periodo de 2020, y un +5,35 por ciento por encima de los 7.638,4 millones que la compañía llegaba a recoger durante el mismo primer semestre de su ejercicio de 2019.

Como resultado de este aumento de la facturación, el beneficio neto de la compañía se vio igualmente beneficiado, aunque no lo suficiente como para poder alcanzar el mismo valor previo a la pandemia. Colocándose por su parte en unos 1.477,4 millones de euros, cifra que representa un incremento del +159,51 por ciento con respecto a los 569,3 millones de euros que la compañía recogía durante el mismo periodo de 2020, pero un -5,06 por ciento por debajo que con respecto a los 1.556,1 millones de euros con los que lograba cerrar la primera mitad de su ejercicio de 2019.

“Kering ha mostrado un excelente comportamiento durante este primer semestre y ha vuelto a una senda de sólido crecimiento y rentabilidad”, apuntaba François-Henri Pinault, presidente y director ejecutivo de la compañía, a través de unas declaraciones difundidas desde la propia multinaiconal francesa. “Todas nuestras casas contribuyeron al fuerte repunte de los ingresos totales, que lograron superar holgadamente los niveles de 2019, con una notable aceleración durante el segundo trimestre del año”. “A medida que volvemos a una mayor rentabilidad y explotamos el atractivo que despiertan nuestras marcas, estamos acelerando el ritmo de las inversiones en nuestras casas e iniciativas estratégicas, en especial aquellas que nos permitan aumentar la exclusividad y mejorar el control de nuestra distribución”. “Nuestros equipos están demostrando su dinamismo en este entorno de cambios acelerados, y contamos con los activos, los recursos y la estrategia adecuados para continuar con éxito nuestro viaje”.

Gucci, a la espera de poder firmar su plena recuperación

Entrando a desgranar el comportamiento que experimentaron algunas de las principales casas de moda del Grupo durante este primes semestre, Gucci se mantiene como la marca más importante de la compañía, por volumen de negocio. Habiendo llegado a recoger durante este primer semestre del año unas ventas totales por valor de 4.479,3 millones de euros, un +45,8 por ciento más que respecto de los 3.072,2 millones que recogía durante el mismo periodo de 2020, y un -2,98 por ciento por debajo que la facturación por valor de 4.617,1 millones que reunía al cierre del primer semestre de 2019. Un comportamiento que hay que saber poner en su justo contexto, puesto que ha sido tan notable el incremento de las ventas que ha experimentado Gucci desde que el diseñador italiano Alessandro Michele se hiciese cargo de su dirección creativa, que ya eran muchas las voces y los analistas que apuntaban, incluso antes de la pandemia, a que estaba llegando a unos máximos de facturación difíciles de superar, y que Kering debía de ser capaz de estimular en otras de sus casas de moda para seguir aumentado sus niveles totales de facturación.

Mientras tanto, en Yves Saint Laurent las ventas totales ascendieron hasta los 1.045,5 millones de euros. Un +53,5 por ciento por encima de los 681,1 millones de euros del mismo periodo de 2020, y un +7,45 por ciento superiores a los 973 millones de euros de 2019.

En cuanto a Bottega Veneta, tercera principal casa de modas del Grupo, la firma de origen italiano llegó a generar unos ingresos totales por valor de 707,6 millones de euros. Un +40,65 por ciento más que respecto de los 503,1 millones de euros de 2020, así como un +28,89 por ciento por encima que con respecto de los 549 millones de euros de facturación con los que cerraba el primer semestre de 2019.

Como apunte adicional, el conjunto de las demás casas y firmas de moda que integran el portafolio de marcas comerciales de Kering, integrado en este capítulo de su balance por nombres como Balenciaga o Alexander McQueen, llegaron a reunir unas ventas totales por valor de 1.475,6 millones de euros. Cifra que representa un incremento de un +60,55 por ciento respecto de los 919,1 millones de euros que generaron en 2020, y de un +20,43 por ciento frente a los 1.225,3 que recogían durante el mismo primer semestre de 2019.

Acelerar en su crecimiento con la vista puesta en el medio y largo plazo

De cara a lo que resta de ejercicio, desde la multinacional francesa no se han decidido a ofrecer ninguna previsión en cuanto a ingresos o beneficios. Limitándose en esta ocasión a señalar la fortaleza de la que, entienden, ha sabido hacer gala la compañía durante este último año y medio de pandemia. Un panorama repleto de riesgos e incertidumbres, sobre el que ha sabido transitar, demostrando una firmeza y una solidez que garantizarían el éxito de sus estrategias a corto y medio plazo, incluso frente a un panorama tan incierto como el que pueda seguir presentándose como consecuencia de la pandemia.

“Aunque sigue dependiendo en gran medida de la evolución de la situación sanitaria y de las restricciones que puedan terminar imponiéndose en los distintos países y regiones, el mercado del lujo ha registrado un significativo repunte desde principios de este año”. En este contexto Kering, “un actor clave dentro de este mercado”, se encuentra “perfectamente posicionada para beneficiarse plenamente de la recuperación”, después de haber logrado “garantizar con éxito su rentabilidad al tiempo que mantenía los gastos y las inversiones necesarias para fortalecer sus Casas y asegurar su potencial de cara a su recuperación”.

En este sentido, añaden desde la multinacional francesa, “Kering seguirá decidida a continuar implementando su estrategia y continuará destinando y redirigiendo sus recursos para respaldar su desempeño operativo, mantener una alta generación de flujo de efectivo y para optimizar el rendimiento de todo su capital”. “Gracias a su sólido modelo operativo y organizativo, junto con su sólida posición financiera”, concluyen, “Kering sigue confiando en su potencial de crecimiento a medio y largo plazo”.

Artículos relacionados

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button
Close
Close