Moda

Ermenegildo Zegna, Dolce & Gabbana y Fendi desfilan en la semana de la moda masculina de Milán

Milán- En un escenario entre ecológico y urbano, el pasado viernes, la
marca italiana Ermenegildo Zegna mostró una preferencia por las materias y
los volúmenes fluidos. Los tejidos, ligeros, asociados a cortes simples,
chaquetas kimono, sin cuello, sobrecamisas y bermudas amplias, zapatillas
de cuero entrelazado…

“Se trata de un renacimiento del lujo artesanal, un movimiento que
libera al hombre sin dejar de preservar su singularidad”, explicó el
director artístico de la marca, Alessandro Sartori.

Zegna trabajó para su colección las fibras vegetales, como el cáñamo o
el lino, los colores naturales, jugando con los matices del blanco, el
verde mineral o los tonos marrones.

Tras el periodo sombrío de la pandemia, se trata de rendir homenaje a la
naturaleza y sus colores, a “su capacidad de renacer y florecer tras un
frío invierno”, indicó Federica Trotta Mureau.

Esas tonalidades “duraderas” comunican la “admiración por la resiliencia
de la naturaleza, capaz de renacer y florecer después del frío invierno”,
explicó la especialista en moda que ve en ello “un mensaje de esperanza”
tras los tiempos duros.

“¡Adiós a los colores sobrios y a las pintas demasiado castigadas! El
verano del 2022 para la moda masculina estará marcado por los colores y la
exageración”, apuntó.

Un festival de colores en el desfile de Dolce & Gabbana

El dúo siciliano Dolce & Gabbana presentó el sábado en Milán una
colección masculina fiel a su ADN, llena de luz, color y excentricidad,
lista para dejar atrás lo gris que dejó la pandemia.

La colección primavera-verano 2022 de Dolce & Gabbana fue titulada
“Terapia luminosa”. El Metropol, un antiguo cine reconvertido en cuartel
general de la marca, se transformó en un templo lleno de luz, como
queriendo recuperar la vitalidad de la Sicilia natal de Domenico Dolce y
Stefano Gabbana, su eterna fuente, inagotable, de inspiración.

Este desfile fue el primero presencial desde que se inició la Semana de
la Moda masculina en Milán, el viernes, y fue todo un guiño a la
extravagancia de la firma de los años 2000.

Los modelos lucían camisas de popelina impresas o con efectos que
recordaban la joyería, abiertas o cruzadas, encima de pantalones jeans
desestructurados, de seda, entallados en la cintura, mezclando
voluntariamente la informalidad y la elegancia sofisticada.

Los kimonos de flores, las chaquetas impresas de leopardo, o cebra, con
adornos de cristal, brocado encaje o satén: todo un homenaje al espíritu de
fiesta y folklore que siempre les ha caracterizado.

Como accesorios, pendientes de fantasía dorados, elementos
indispensables en el estilo canalla de la pareja de sicilianos, como las
gorras chulapas y los bolsos con colores chillones.

La reaparición de los desfiles físicos “es un mensaje claro, que ilustra
la voluntad de volver gradualmente a la vida normal, con seguridad
absoluta”, explicó a la AFP el presidente de la Cámara de Moda italiana,
Carlo Capasa.

Pero como el resto de los espectadores del desfile, Capasa llevaba
mascarilla, y las distancias entre las sillas estaban rigurosamente
establecidas.

Solamente tres de los 47 desfiles de aquí al martes tendrán público en
Milán.

La gran mayoría optó por la difusión mediante videos grabados o
cortometrajes vía internet. Como Tod’s, que reveló una colección que se
inspiraba en el universo safari de la época colonial, con colores caqui,
beige o blanco marfil.

Fendi optó, en su desfile retransmitido en línea desde el tejado del
Palacio de la civilización italiana, donde tiene su sede, por romper
esquemas, sin renunciar a la elegancia.

El hombre Fendi llevará camisas ultracortas, con el ombligo al aire y
amplias chaquetas de lino, todo en tonos pastel.(AFP)

Crédito de foto: Zegna press office

Artículos relacionados

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button
Close
Close