Deportes

ELCHE “No es normal lo que pasó, fue impresentable desde muchos lados”

Jorge Almirón no quiso perder tiempo anoche con las lamentaciones. Su equipo fue eliminado de la Copa del Rey ante un Segunda, el Rayo Vallecano, en unas circunstancias totalmente adversas en lo que se refiere a la planificación, armado del equipo y desarrollo del juego. El horario y el escenario cambiaron en tres ocasiones y, además, dos jugadores (Dani Calvo y Nuke Mfulu) se sumaron a la lista de lesionados donde ya se encontraba una larga lista de futbolistas.

El entrenador del Elche reconoció que lo vivido “fue impresentable desde muchos lados”, pero prefirió dejar atrás esta polémica para no descentrarse de lo realmente importante, que es el partido de Liga del próximo martes en Valladolid: “Es difícil hablar. Nos fuimos sorprendiendo durante el día, con el cambio de horario y de sede. Fuimos buscando soluciones sobre la marcha y lo cambiamos todo. No quiero hacer hincapié en eso para preparar lo mejor posible el siguiente partido sabiendo del poco tiempo que hay para el martes; los jugadores lo entienden y lo saben”.

El Elche jugó con varios futbolistas fuera de su posición habitual y terminó el encuentro con cuatro jugadores con ficha del filial en el terreno de juego, lo que hubiese provocado que de haberse dado la expulsión de un profesional, el equipo hubiese incurrido en alineación indebida. Almirón defendió a su plantilla y aseguró que el contexto “fue duro para ellos por el frío y por regresar el domingo para afrontar la jornada del martes en Valladolid, que es muy importante y para la que apenas hay tiempo”.

De la imagen del Elche señaló que se hicieron las cosas “bastante bien, con todos los cambios que se produjeron”. “Jugaron 90 minutos bastante intensos, con centrales que hubo que adaptarlos. Lo hicieron bastante bien los chicos y saco conclusiones. Lo malo fue la lesión de Nuke y de Dani calvo, al que preferí no arriesgar por el tobillo. Fue una derrota dura y tuvimos que adaptarnos a lo que había. Los futbolistas se emplearon con mucha humildad y entereza”, precisó.

Almirón insistió en que deben ser otras personas del club quienes defiendan los intereses del Elche ante el sainete que se vivió en torno a la eliminatoria frente al Rayo Vallecano: “Yo soy el entrenador y, por más que hay cosas que no estoy de acuerdo, me tengo que dedicar a tranquilizar a los jugadores. No es normal todo lo que pasó. Trato de estar con mi vestuario. Estábamos a punto de salir del hotel y nos avisaron de que se aplazaba, incluso de que se podía jugar el domingo. Hay gente con responsabilidad de analizar mejor las cosas. Nosotros vinimos, jugamos y ahora nos preparamos para el martes”. “No quiero desenfocarme de lo más importante que es la liga”, concluyó preocupado el técnico franjiverde.

 

Artículos relacionados

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Compruebe también
Close
Back to top button
Close
Close