Entretenimiento

Dan el último adiós a los agentes asesinados

Nuevo Casas Grandes— La tarde de ayer se dio el último adiós a los tres policías caídos y a la civil muerta durante el atentado contra el director de Seguridad Pública de Nuevo Casas Grandes, Julio César Ramírez Valdez, cuando los primeros hacían labores de escolta de su jefe y la cuarta víctima salía del gimnasio que también frecuentaba el mando policiaco.

Tras el homenaje de cuerpo presente y la velación de los oficiales en un salón, ayer los restos de la inspectora operativa María Monserrat Muro Montoya, de 41 años, fueron trasladados al panteón de la colonia Buena Fe de donde era originaria, mientras el patrullero Juan de Dios Lagunas Rojo, de 51 años, fue llevado al panteón “Recinto de Paz”, en el oriente de Nuevo Casas Grandes.

Del otro patrullero, Pedro Daniel Pérez Rascón, de 43 años, su féretro salió temprano rumbo a Sonora, para ser sepultado en su ciudad natal en Bocoyna.

Fue en el salón Cassandra donde se llevó a cabo la velación y homenaje a los oficiales desde el viernes, luego de que, por cuestiones periciales, la escena del crimen a las 10:10 de la mañana del jueves no fue despejada hasta las 5:00 de la tarde en que los cuerpos fueron levantados.

Posteriormente, y debido a la naturaleza del ataque en donde los agentes fueron acribillados y quedaron desfigurados, fue que los ataúdes de todos ellos permanecieron cerrados y hasta el día siguiente se entregaron los restos a las familias, de modo que hasta ayer se realizó la sepultura.

En información adicional, se agrega que de momento no hay personas detenidas con respecto a este atentado, mientras el director de Seguridad Pública, quien resultó herido en una rodilla durante el ataque armado, se encuentra en resguardo bajo un fuerte dispositivo de seguridad para evitar otra posible agresión.

Artículos relacionados

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button
Close
Close