Moda

¿Cómo afronta una agencia de prescripción de tendencias la pandemia? Peclers París tiene la respuesta.

Elisabeth Prat lleva 37 años trabajando como prescriptora en la consultora de tendencias de Peclers en París. Como responsable de tendencias de moda, está en el centro de la evolución de una profesión donde el día a día ha sido interrumpido por la crisis ligada a la pandemia.

Para prever el futuro y sus próximas tendencias, las agencias de prescripción como Nelly Rodi o Peclers París se nutren del entorno. Más allá de los desfiles y las ferias, los debates informales, las exposiciones y los viajes son la base de la reflexión. En la actualidad, las medidas sanitarias para luchar contra la pandemia están limitando a la mayoría de los sectores, y la industria de la moda tampoco se ha librado. Los desfiles de moda han pasado al formato online, las exposiciones se han cancelado en muchos casos, y lo mismo ocurre con las ferias comerciales. Entonces, ¿cómo hace una oficina de diseño para seguir traduciendo las señales de la sociedad en tendencias? ¿Qué cambios introduce en su funcionamiento? Elisabeth Prat se lo ha contado a FashionUnited en una entrevista.

“Esta mañana hemos tenido una reunión sobre las cuatro grandes ideas para el verano de 2023”, señala Elisabeth. Y añade: “Estamos construyendo estas ideas gracias a la contribución de todos. Todos los que trabajan en la agencia, a todos los niveles, aportan ideas muy personales. Es un momento crucial. Esta forma democrática de trabajar no es nueva, la agencia parisina continúa lo que ya había puesto en marcha, con la diferencia de que se desarrolla online, los empleados de Peclers Paris trabajan ahora en un 90 por ciento desde casa.

Según Elisabeth, estas reuniones son igual de constantes que siempre. Lo que es notable es que mucha gente ha aportado ideas a pesar de todo”, dice. Me interesa mucho el arte, no me pierdo ninguna exposición que pueda influir en la moda o la cultura en general. Pero con todos estos cierres, tuvimos que buscar otras formas de encontrar ideas. Evidentemente, todas las experiencias que se pueden vivir en Internet están más presentes que antes. Las películas y las series se han desarrollado aún más, y luego las redes sociales con Instagram en primer lugar”.

Trabajo de introspección

Sin embargo, Elisabeth precisa una novedad dentro de la agencia parisina: “Justo antes del confinamiento, hicimos sesiones, primero físicas y luego detrás de nuestras pantallas, sobre la observación de nuestros respectivos consumos. Cada uno tenía que hablar de cómo se sentía con su propio consumo. También nos dio un indicador de las necesidades y deseos de cada uno. Aunque este proceso se inició antes del confinamiento, no deja de ser una forma de trabajar y expresarse que no es ajena al periodo de la pandemia. A partir de ahora, las palabras de los empleados de Peclers París y de los entendidos de la prescripción, giran más hacia la introspección. “Normalmente, cuando teníamos nuestras reuniones, hablábamos de nuestros clientes o de cosas que habíamos oído, pero ahora hablamos de nosotros mismos”, comenta Elisabeth.

Otra novedad es la introducción de un nuevo tipo de reunión, que pretende sustituir las discusiones informales y la tradicional charla en torno a la máquina de café. “Es una reunión que dirijo cada semana, en la que todos los equipos, sin distinción, aportan cosas que han visto y oído. Esto se puede ver en internet, se ve en la calle, se ve en los desfiles… Tenemos que comunicar más sobre los pequeños signos emergentes. Necesitamos comunicarnos más sobre las pequeñas señales que surgen. En un entorno presencial, obviamente hablamos más entre nosotros, pero ahora estamos separados y tenemos una mayor necesidad de ver cómo va la cosa, de saber lo que otros han visto y oído”, explica Elisabeth.

“Ver lo que una situación extraordinaria desencadena en la gente”

En cuanto al contenido, se absorbe y se desarrolla en función del periodo actual. La responsable de tendencias de moda explica: “Lo emocionante de lo que estamos viviendo es ver lo que una situación extraordinaria desencadena en la gente. Esa es realmente nuestra forma de pensar cuando identificamos un tema, siempre nos preguntamos por qué lo hacemos. Y a menudo es una reacción a algo. Por ejemplo, teníamos un tema llamado “El elogio de la sombra”. Lo creamos pensando: es una situación extraña, las calles están desiertas, hay un lado extraño y casi aterrador. Vamos a hacer algo creativo con este tema desarrollando un lado más misterioso y fantasmal”.

Como es lógico, Elisabeth confiesa que el libro de tendencias de punto es más extenso porque hay mucho más que decir que antes. Cita a la pronosticadora Li Edelkoort, que afirma que en tiempos de crisis las prendas de punto son muy importantes. “Son cómodas, envolventes, muy suaves y cálidas”, añade.

En términos de tendencias, las prendas de punto se han convertido en el centro de la atención. Pero Elisabeth también habla del nuevo athleisure, de la moda, como herramienta de los nuevos armarios urbanos y de la idea de estar “bien vestido”. “En la agencia nos preguntamos cómo sería llevar camisetas y sudaderas con capucha todo el día y luego usar una prenda más formal”, dice. “Me gustó el planteamiento de Demna Gvasalia, actual director creativo de Balenciaga, de experimentar con él mismo: al dejar de vestirse y llevar sólo pantalones cortos y chándal todo el día, descubrió que le bajaba la moral. Empezó a vestirse de nuevo y descubrió que tenía un impacto positivo en él”.

Por su parte, la agencia Peclers de París parece haber mantenido la moral alta ante las dificultades provocadas por las medidas sanitarias. Como el resto del sector de la confección, se ha adaptado. Sin embargo, esto no significa que la situación pueda quedarse como está. El mundo físico es una parte importante del negocio de una agencia de tendencias. Elisabeth menciona en particular el trabajo sobre colores, que requiere una presencia tangible. Y añade: “Recientemente hubo una exposición de telas. Fue muy interesante poder volver a tocar los tejidos. Estar detrás de la pantalla sólo te permite usar lo visual, no existe la parte táctil, algo que es súper importante en nuestro trabajo. Volver a ver las telas fue una alegría”.

Crédito de foto: Agencia Peclers París

Este artículo ha sido previamente publicado en FashionUnited.FR, y traducido y editado al español por Veerle Versteeg.

Artículos relacionados

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button
Close
Close