Entretenimiento

‘Cazaban’ ocho hombres a jefe policiaco de NCG

El Diario de Nuevo Casas Grandes

viernes, 29 enero 2021 | 09:05

Nuevo Casas Grandes— Otra masacre se registró en esta región ayer por la mañana, hecho que dejó tres policías municipales de Nuevo Casas Grandes y una civil asesinados.

Los agentes estaban asignados a la guardia del director de Seguridad Pública, Julio César Ramírez Valdez, quien resultó herido en la emboscada afuera de un gimnasio habilitado como restaurante.

Las primeras investigaciones de la Fiscalía del Estado indican que el ataque fue dirigido al funcionario, que ha estado al frente de las fuerzas municipales durante las últimas tres administraciones.

En el atentado murieron los agentes en activo María Muro Montoya, que por su trayectoria en la corporación tenía el cargo de inspector operativo, además de los patrulleros Juan Lagunas Rojo y Pedro Pérez Rascón, todos ellos escoltas del mando policiaco, así como Larisa Beltrán Estrada, de 25 años y campeona de crossfit, quien en ese momento salía del gimnasio.

A las 10:10 horas, sobre la calle Benito Juárez casi esquina con Del Prado, frente a un gimnasio habilitado como restaurante-bar, el mando policiaco se disponía a abordar una vagoneta Buick Enclave de color café grisáceo mientras sus escoltas subían a una patrulla Chevrolet 4×4 de doble cabina con matrícula P-08-423 y a una unidad oficial Ram azul marino y gris plata con placas P-07-263, en una rutina que solían realizar cuando Ramírez Valdez acudía a ese lugar a ejercitarse.

En ese momento al menos ocho hombres llegaron a bordo de dos camionetas detonando armas AK-47 –conocidas como “cuerno de chivo”– de calibre 7.62 por 39 milímetros, así como rifles R-15 de calibre .223 y pistolas 9 mm.

Los pistoleros recorrieron el área frontal del gimnasio disparando conforme se encontraban con los uniformados de Seguridad Pública, quienes no pudieron accionar sus armas de cargo.

Según los testigos, el ataque duró entre seis y ocho minutos. En el lugar quedaron la civil y los tres oficiales, así como las patrullas baleadas. El director de Seguridad Pública logró sobrevivir al atentado, sólo con una lesión en una rodilla.

Elementos de la Policía Ministerial Investigadora y del Ejército resguardaron la zona mientras paramédicos de la Cruz Roja trasladaron a una clínica a Ramírez Valdez, quien horas después fue dado de alta.

En videos tomados por los ciudadanos quedó captado el estruendo de las armas de alto poder dirigidas contra los agentes municipales. 

La Fiscalía General del Estado no informó la forma en que fue herido el jefe policiaco, tampoco confirmó de manera oficial los nombres de las víctimas.

Los investigadores estatales recogieron en el lugar de los hechos más de 200 casquillos.

Tras la agresión y mientras se aseguraba la evidencia y la unidad oficial, la cual tenía más de 40 impactos a simple vista, la Fiscalía General del Estado y la Secretaría de Seguridad Pública montaron un operativo para tratar de ubicar a los responsables, pero no tuvieron éxito hasta la tarde de ayer.

Los cuerpos de los uniformados estuvieron en la calle alrededor de siete horas, hasta que el equipo de peritos en criminalística terminó de levantar las evidencias. (Staff / El Diario) 

Artículos relacionados

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button
Close
Close