Moda

Arranca una nueva edición de la Semana de la Moda masculina de París

Madrid – Desde hoy y hasta el próximo 27 de junio la moda vuelve a adueñarse de la capital francesa, se donde vendrá a sucederse las celebraciones de una nueva edición de la Semana de la Moda masculina de París. Seis intensas jornadas de presentaciones que vienen a tomar el testigo de esta, ya extinta, pasada Semana de la Moda Masculina de Milán, en lo que deberá convertirse en un paso más en la esperada vuelta a la normalidad con el tan ansiado regreso de los primeros desfiles en directo y con público. Principal característica a destacar de una nueva edición que por lo demás seguirá desarrollándose bajo un formato híbrido, en función del cual se combinaran las presentaciones tanto digitales como físicas, pero con esa gran novedad del regreso a unos desfiles con público que, no obstante, seguirán siendo minoritarios entre las casas de moda participantes de esta nueva edición.

De este modo, la de París viene a sumarse a esta tendencia hacia la normalidad que inaugurase la Mercedes-Benz Fashion Week Madrid con la vuelta del público a sus desfiles durante su pasada edición de abril, y estas últimas jornadas de una Semana de la Moda masculina de Milán en la que eran finalmente tres, Dolce&Gabbana, Etro y Giorgio Armani, las casas de moda que decidían arriesgarse y abrir la veda para el regreso del público. Misma acción que ahora veremos en París seguir por las firmas LGN Louis-Gabriel Nouchi, Dior, Officine Générale y Hermès. Únicas cuatro casas, de entre las 72 participantes, que han decidido programar desfiles en directo y con público para presentar sus colecciones masculinas para la próxima temporada Primavera/Verano de 2022. Formato que se espera que igualmente empiecen a retomar algunas de las casas de moda que participarán de las próximas ediciones de las Semanas de la Moda de Londres y Nueva York, programadas para el próximo mes de septiembre.

El esperado regreso a los primeros desfiles con público

Entre ese elevado número de 72 firmas participantes, encontraremos desde nuevas incorporaciones al calendario oficial de presentaciones, hasta la celebrada presencia de un buen número de habituales de esta Semana de la Moda masculina de París. Destacándose a este respecto las participaciones de Lanvin, Louis Vuitton o Dior, a lo largo de unas jornadas a las que se encargarán de poner acento español las casas y diseñadores patrios de Oteyza, Alled Martínez y Arturo Obegero. Todas ellas dando a conocer sus propuestas de manera digital.

Entrando a poner nombre a cada una de estas jornadas, hoy, martes 22 de junio, se encargará de abrir esta nueva edición de la pasarela la diseñadora británica Wales Bonner, a cuya presentación seguirá las de casas como Sankuanz, Taakk, Lanvin o Basscoutur. El miércoles, 23 de junio, llegará la hora de firmas de moda como Études, Hed Mayner, JW Anderson, Courrèges, Walter Van Beirendonck, Bluemarble o Isabel Marant. El jueves, 24 de junio, de las presentaciones de casas como LGN Louis-Gabriel Nouchi, Issey Miyake, Rick Owens, Sean Suen, Louis Vuitton, Yohji Yamamoto o Dries Van Noten. El viernes, 25 de junio, el turno de firmas como Kolor, Oteyza, Juun.J, Dior Homme, Paul Smith, Officine Générale, Vetements o GmbH. El sábado, día 26, la hora de Namacheko, Loewe, Hermés o Arturo Obegero. Y ya durante la última jornada del domingo, día 27 de junio, será la hora de conocer las últimas novedades en moda masculina de casas como Ungaro, Dunhill, Jil Sander, Y/Project, Lemaire, Alled Martínez o 1017 Alyx 9SM, casa que se encargará de poner el broche final de las celebraciones.

“Hay una gran voluntad de regresar al formato físico”, aseguraba Pascal Morand, presidente ejecutivo de la Fédération de la Haute Couture et de la Mode de la moda francesa, entidad encargada de la organización de las Semanas de la Moda y de la Alta Costura de París. Tras esta dura, y dilatada pandemia, “entramos en un universo ‘figital’”, explicaba Morand a la agencia AFP, en el que a partir de ahora “no será ni lo uno ni lo otro”, sino “los dos”. “Es un factor innovador”, apostillaba, a lo largo de unas declaraciones de las que igualmente se valía para restar importancia a las ausencias que se observan en el calendario de unas casas de moda, como Berluti, Celine o Yves Saint Laurent, cada vez más decididas a seguir, por ahora, con sus propios calendarios de presentaciones.

“Puede haber ausencias temporales”, pero ni la institución que preside ni el formato que organizan están “amenazados”, explicaba Morand, al tiempo que destacaba el regreso al calendario oficial de la Semana de la Moda masculina y al de la Alta Costura de casas de moda como Courrèges y Balenciaga, respectivamente. “Jóvenes marcas del mundo entero quieren venir” a desfilar a París, lo que demuestra el gran interés y la fuerza que la pasarela sigue representando dentro del ámbito de la moda.

Sobre calendarios oficiales, el poder de las redes sociales y la prematura vuelta a los desfiles físicos

Pese a todo ello, siguen mostrándose actualmente ambivalentes, como bien dejan de manifiesto esas ausencias en el calendario, las reacciones que están tomando las casas de moda y las firmas a la hora de poder hacer frente a estos tiempos de incertidumbre que todavía persisten. Pudiendo encontrar así desde casas, como Chanel y Dior, que defienden el “orden” que aportan los calendarios oficiales, a firmas que navegan en la indecisión de permanecer alejadas o integradas en ellos, y a otro buen número que, al margen de estas cuestiones, entienden que todavía es prematuro arriesgarse a organizar su regreso a los desfiles físicos.

Así Bruno Pavlovsky, presidente de la división de moda de Chanel, salía a finales del pasado mes de mayo en defensa de los desfiles con público y de los calendarios oficiales. Idea compartida por la italiana Maria Grazia Chiuri, directora creativa de Dior, que apuntaba al “optimismo” que “la idea de regresar al desfile físico” genera, así como a la defensa de un orden dentro del ritmo de las colecciones. Algo que, entiende la italiana, al final repercute en un apoyo tanto de los proveedores como de los artesanos vinculados a la producción de las prendas, muchos de ellos especialmente afectados durante estos últimos, y largos, meses de pandemia.

Navegando en la indecisión de si terminar participando o no de los calendarios oficiales, tendríamos a diseñadores como Francisco Terra. Cuya marca de moda, Neith Nyer, fue de las primeras en retirarse de un calendario de la Semana de la Moda de París, a la que ahora contraprogramará con un desfile, fuera del calendario oficial, el jueves, al que seguirán cuatro días de presentaciones y de eventos, entro los que se incluirá la instalación de una pop-up para “probar la reacción de los clientes directamente después del desfile”. “No es necesario un calendario”, defiende a pesar de todo el brasileño, pues “la imagen de una joven marca se labra en Instagram, con los famosos y sobre todo al margen de las temporadas”.

Frente a esta dos perspectivas, nos encontraríamos con la visión de las casas de moda más modesta, como la del francés Julien Fournié. Quien, con una línea de negocio que se nutre principalmente de sus clientas procedentes de Oriente Medio, no duda en apuntar a que “no vamos a organizar un desfile a sabiendas que los prescriptores no pueden venir de China, de Arabia Saudí, de Catar o ni de Estados Unidos”. Todavía “falta el ambiente” propicio para esta vuelta, añade el también francés Stéphane Rolland, quien no duda en señalar que “no echo de menos los desfiles, porque sé que volverán”.

Artículos relacionados

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button
Close
Close