Moda

Alta Costura Otoño 2021: Los sombreros con forma de lámpara de Balenciaga

El premiado sombrerero irlandés de Alta Costura Philip Treacy ha sido el artífice de las obras maestras de la Alta Costura. Sus sombreros han sido llevados por un gran número de personalidades, desde Grace Jones y la Duquesa de Cornualles hasta Madonna y Lady Gaga. Para la colección de Alta Costura Otoño 2021 de Balenciaga, Philip Treacy creó unos tocados futuristas ovalados con acabado de espejo para conseguir un efecto brillante y llamativo.

Al ocultar los ojos de la modelo, los sombreros desafiaban tanto la sensación de protección e intimidad, como el deseo de llamar la atención. Se combinaron con una gran variedad de looks, entre ellos un vestido naranja brillante hasta la rodilla, una gabardina beige en formato XL pero estructurada y una chaqueta negra cuadrada combinada con unos pantalones extra largos a juego. El diseñador y director artístico de Balenciaga complementó los looks total-denim con las creaciones de Tracey, cuestionando la nueva frontera de la Alta Costura con la ropa diaria.

Gvasalia pensó en un público joven y diseñó una colección contemporánea, pero también rindió homenaje al fundador de la casa, sombrero incluido. La moda de Cristóbal Balenciaga siempre giró en torno a diseños arquitectónicos y proporciones exageradas, lo que le convirtió en un auténtico visionario y precursor.

De hecho, los sombreros del fallecido diseñador desempeñaban un papel fundamental en las colecciones que creaba. Con ellos equilibraba los volúmenes y remataba las siluetas. En aquella época, los sombreros se llevaban en todas las ocasiones formales, como las cenas y el teatro, y Balenciaga se aseguraba de que sus clientas tuvieran el modelo adecuado para completar sus diseños.

Al igual que los que diseña Philip Treacy hoy en día, en aquel período los sombreros se hacían a medida y Balenciaga tenía dos salas de trabajo enteras reservadas a la sombrerería en su estudio. Trabajó junto a los diseñadores de sombreros Wladzio d'Attainville, y más tarde con Ramón Esparza, para diseñar algunos de los tocados más refinados de París.

Gvasalia incluyó el amor del fundador por los sombreros en toda esta colección, haciendo referencia a estructuras dramáticas, volúmenes divertidos y estilos poco convencionales. El sombrero cloche de Balenciaga fue uno de los más famosos en los años 50 y 60, y fue lucido en aquella época por celebridades como Gloria Guinness. Sombreros de fieltro sobredimensionados, sombreros en forma de caja de almohada, sombreros en espiral… los diseños eran infinitos, pero todos extravagantes y jugaban con la escala, la forma y los tejidos singulares.

Y Demna Gvasalia hizo precisamente eso para su debut en el mundo de la Alta Costura: celebrar la eterna influencia de Cristóbal Balenciaga en la moda.

Todas las imágenes son cortesía de la marca.

Este artículo ha sido previamente publicado por FashionUnited.UK, traducido y editado al español por Veerle Versteeg.

Artículos relacionados

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button
Close
Close